Lavar los alimentos con bicarbonato de sodio elimina los pesticidas hasta en un 96%.


El bicarbonato de sodio es un elemento fundamental en la cocina, ya que sus atributos contribuyen con la eliminación de los pesticidas en los alimentos.

Las verduras y frutas están expuestas a la presencia de pesticidas y otros químicos, sin embargo el bicarbonato de sodio podría disminuir sus efectos cerca del 96%.

Así lo confirmó un estudio realizado por la Universidad de Massachusetts, Estados Unidos. El cual evidenció que lavar los alimentos con agua y bicarbonato de sodio, es la forma más efectiva de eliminar el rastro de cualquier tipo de pesticidas.

Para confirmar su teoría los autores de la investigación realizaron pruebas sobre las manzanas, las cuales registraron la pérdida de hasta un 96% del pesticida. Una de las frutas con los mayores niveles de residuos de pesticidas según informó el Grupo de Trabajo Ambiental.

Cómo usar bicarbonato de sodio para lavar alimentos

Para realizar una completa limpieza de las verduras y frutas y eliminar completamente cualquier residuo de plaguicidas y pesticidas es necesario realizar un lavado con bicarbonato de sodio.

Dado que el bicarbonato de sodio es una sal alcalina, se trata de un compuesto ecológico que no genera efectos secundarios en los alimentos. Por lo tanto no representa ningún riesgo adicional para la salud del consumidor.

Modo de aplicación:

En un tazón de agua añade un par de cucharadas de bicarbonato de sodio,  remoja las frutas y las verduras y deja reposar durante unos minutos. Posteriormente enjuaga cada una con agua fría y luego podrás emplearlas para la preparación de las comidas sin la presencia de químicos.

También puedes emplear directamente el bicarbonato sobre la superficie de cada ingrediente y emplear un cepillo para limpiar los residuos. Este método de aplicación es ideal para lavar frutas como el melón, debido a las grietas de su cáscara, donde se almacenan los residuos químicos, suciedad y microbios.

Como medida adicional te recomendamos enjuagar todos los alimentos con agua con vinagre. De esta forma lograrás eliminar cualquier presencia de gérmenes que pueda estar presente sobre la superficie. Mientras que el caso de las frutas recuerda pelar antes de consumirlas, debido a que los pesticidas y otros químicos tienden a acentuarse sobre su corteza.