Sé el primero en perdonar


Los errores forman parte de la vida de todas las personas, pero en vez de enfocarte en ellos, debes aprender a perdonar y aceptar cada uno de ellos.

En la vida te encontraras con victorias pero también con fracasos, errores y equivocaciones que necesitas reconocer, perdonar y aprovechar al máximo.

 Al perdonar los errores, discusiones, malentendidos, obstáculos y decepciones una persona puede llegar a evolucionar a nivel emocional. Debido a que cada vivencia te permite crecer y desarrollarte como individuo al extraer todo el conocimiento, experiencia y moraleja de cada una de ellas.

Todas las personas se encuentran expuestas a cometer equivocaciones y a experimentar el fracaso. Sin embargo, la mejor forma de hacer frente a este tipo de situaciones, radica en perdonar, aceptar y reconocer cada uno de tus actos. Sin importar si brinda resultados positivos o negativos.

Aunque normalmente se asocia a los errores con una connotación negativa, en realidad el fracaso posee también un efecto positivo. Dado que te permite conocer aquellas debilidades, prejuicios y equivocaciones que posees como individuo, de forma que su presencia te brinda una nueva enseñanza.

El verdadero valor de perdonar

Reconocer que los errores se encuentran en cualquier ámbito de la vida, es un aspecto fundamental para un mejor entendimiento de ti mismo y de tu entorno. Debido a que te permite observar el grado de humanidad y la posibilidad de otros de cometer equivocaciones, sin considerarlas algo negativo, débil o de burlar.

El aceptar el valor errores, malentendidos, obstáculos, problemas y cualquier prejuicio te ayuda a comprender mejor su impacto y efecto en tu vida. Solo así podrás extraer el máximo conocimiento, aprendizaje y experiencia de cada situación positiva o negativa que vivas.

Pero lo realmente importante en este proceso, es el saber perdonar las equivocaciones, así como pedir perdón cada vez que cometas una contra los demás. Ambos actos brindan una mayor comprensión, apertura y entendimiento del corazón, sentimientos, intenciones y actitud de las personas de tu entorno y de ti.

El acto de perdonar permite que los individuos se acerquen, confíen, cuiden y se protejan unos a otros. Al reconocer el lado humano de cada individuo así como su valentía de asumir sus errores y equivocaciones sin escudarse en mentiras o visualizarlos como una forma de debilidad. Sino como una parte más de sí mismo, que debe aceptar y mejorar para su propio crecimiento personal.