Un día sin reír es un día perdido


Reír es una parte fundamental del día a día de cada persona, debido a que tan solo una sonrisa puede llegar a generar un efecto positivo en tu vida y en el entorno.

El acto de reír brinda grandes beneficios para ti y para quienes se encuentran a tu alrededor, sirviendo como gesto de ánimo, simpatía y aliento.

Muchas veces las personas piensan que la mejor forma de interactuar con el entorno laboral, personal y social es mantener una fachada neutral y profesional. Sin embargo, no existe mayor demostración de amistad, empatía y amabilidad, que el de una sonrisa sincera.

Diversos estudios científicos indican que al reír, el córtex cerebral libera impulsos eléctricos un segundo después de que comience la risa. De esta forma el cerebro incentiva la producción de endorfinas y con ellas, la sensación de confort y bienestar, al tiempo que alivia el dolor.

Los increíbles efectos que posee el reír dentro de la salud emocional y mental derivó en la creación de su propia corriente terapéutica: La risoterapia. Una estrategia que busca producir diversos estados emocionales a través de la risa del paciente.

Pese a que la risoterapia no es considerada como un tratamiento medicinal por la falta de curación de determinadas enfermedades y padecimientos. En realidad sus efectos, ayudan a frenar las consecuencias y rasgos de la ansiedad así como a contribuir con la reducción de sentimientos como la  tristeza y la  soledad.

Los beneficios de reír

 Para muchas personas la risa posee un carácter relajante y calmante, debido a que permite el interactuar, compartir y disfrutar de la vida y de la compañía de otros en tu entorno.

El reír aunque sea por solo un minuto durante tres veces al día genera grandes beneficios dentro de la salud emocional y mental. Así lo afirma la risoterapia, dado que quienes practican esta terapia, logran desarrollar una mejor concepción de sí mismo, del entorno y de sus cualidades, habilidades y destrezas.

Es por ello que los expertos recomiendan reír varias veces al día, bien sea por un chiste tonto, algún recuerdo, un comentario que genera risa o al ver una película. Lo importante es permitirte disfrutar del momento o de la compañía que tienes y poder sonreír sin pena ni restricciones.

La risoterapia además ayuda a liberar el nivel de estrés acumulado al reducir los niveles de cortisol y a mejorar tu actitud ante las dificultades y obstáculos de la vida. Diversos estudios indican que la risa también contribuye con el equilibrio psicológico de las personas y con su sistema de defensas.