Coronavirus: ¿por qué la gente compra papel higiénico?


El pánico generado por la inminente expansión del coronavirus ha generado en las personas la urgencia de comprar diversos artículos de higiene.

El miedo del posible contagio de coronavirus movilizó a cientos de personas a acudir a supermercados y abastecimientos en búsqueda de suministros.

Recientemente el Covid-19 fue declarado pandemia mundial por la Organización Mundial de la Salud. Por lo que muchas naciones decidieron aplicar medidas preventivas y la suspensión de determinadas actividades para resguardar a la población.

De esta forma las naciones esperan tener un mayor control de los pacientes contagiados y la población con mayor riesgo de contraer el coronavirus. Aunque esta decisión también generó que las personas se dirigieran con desespero a diversas tiendas, abastecimientos y mercados para hacer compras urgentes.

Toallas de papel, mascarillas desechables, gel desinfectante, enlatados y productos de limpieza forman parte de la lista de compra. Sin embargo, lo que más llamó la atención de las personas y de las redes sociales, consiste en el desespero de muchos por adquirir papel higiénico.

El -extraño- desespero por adquirir papel higiénico

A través de las redes sociales como Twitter e Instagram se evidenció como diversos supermercados alrededor del mundo comenzaron a padecer escasez. Motivado al desespero y temor de las personas quienes se concentraron en adquirir diversos productos ante la amenaza del coronavirus.

La ansiedad, el temor y el deseo de prepararse ante cualquier posible escenario hicieron que las personas decidieran comprar diversos productos. Hasta el punto de dejar vacíos los estantes con productos de higiene de los distintos establecimientos. Aunque sin duda lo más llamativo de estas compras apresurada, se trata de la escasez de papel higiénico.

Un comportamiento que además de la burla en las redes sociales, también logró generar curiosidad por dicha necesidad. Ya que para muchos, ante la amenaza de contagio del coronavirus, era normal que la población decidiera adquirir productos de limpieza y salud.

Sin embargo, el papel higiénico resultó como una completa sorpresa, dado que no forma parte de los productos de primera necesidad como agua o alimento. Y es que ante la falta de problemas de abastecimiento, la acumulación de productos de distinta índole resulta innecesaria para muchas personas.

Especialmente al comparar este comportamiento, con el de la población china, quienes en ningún momento se dedicaron a acumular y adquirir productos innecesarios como es el caso registrado en Europa y a lo largo de toda América.

El coronavirus y su impacto sobre la mentalidad de las personas

El estado de alarma generado por el reconocimiento del peligro que representa el coronavirus, ha logrado impactar a todo el planeta. No solo a nivel económico o en la salud de sus habitantes, sino en el aspecto emocional y mental.

De esta forma, lentamente las personas se han visto contagiadas por el estrés, ansiedad, preocupación y paranoia existente en el entorno. Un evento que se evidencia en el comportamiento que manifiestan los individuos, especialmente al momento de hacer las compras.

Es por ello que a nivel global, cientos de personas acudieron a los supermercados para adquirir diversos productos como el papel higiénico. Sin embargo, esta necesidad de realizar urgentemente las compras se produjo debido a la influencia del desespero de las personas de tu entorno.

Un comportamiento que la psicología reconoce como parte de la conducta de compra, donde las personas actúan de forma impulsiva e irracional. De esta forma, los individuos se ven influenciados a adquirir determinados productos si quienes se encuentran en su entorno, también lo hacen.

Debido a la propagación de este comportamiento en redes sociales y en la televisión, muchas más personas se han visto contagiadas por la necesidad de comprar estos productos. Pese a que no representan parte de las medidas preventivas establecidas contra el coronavirus.

Aunque sin duda, el riesgo y temor a esta enfermedad ha tenido gran importancia en el surgimiento del desespero de las personas por acudir a los supermercados y tiendas, aun si no existe algún problema de abastecimiento en sus países.